Pasamos la semana esperando el viernes,
El año esperando agosto,
La vida esperando no trabajar para descansar,
Y guardando el dinero para cuando haya tiempo para gastarlo.

Y así vamos, día tras día, año tras año, y lo que pasa es la vida y se nos pasa así sin darnos cuenta. Y es normal, es la rutina y mientras más mayores nos hacemos más difícil es salir de ella, pero aquí os dejo una lista de 5 cosas que a mí me funcionan mucho y que os la recomiendo para encontrar momentos de felicidad cada día.

Aquí van:

1.     Levántate agradeciendo por lo que tienes.
Que si, es un tópico y a ver quién se levanta agradeciendo después de escuchar el despertador... pero, ya con ese movimiento de apagar tu despertador debes darte cuenta que no todo el mundo tiene el privilegio de moverse. Así que agradece por esto y la lista ya la puedes continuar por ti mismo.

2.     Regala abrazos a los que tengas más cerca.
Si, debería de ser la última persona en decir eso, pero es cierto, dar abrazos llena al cuerpo de una energía inmensa y esa energía se contagia. Así que no seas tacaño y regala abrazos.

3.     Si no te gusta lo que haces deja de hacerlo, pero si es poco posible, haz que te guste.
Gran frase Sarah, claro que sí. Pero es cierto, si no te gusta algo cámbialo, pero si es tan grande como, por ejemplo, tu trabajo simplemente intenta hacer que te guste. Piensa en porqué trabajas y que objetivos quieres cumplir y tómatelo de una manera diferente y ya verás cómo se te hará más llevadero.

4.     Encuentra tus puntos de color
Ya sea una persona, un libro, tu momento Netflix, o un plato de lentejas. Antes de acabar el día siempre encuentra tu momento de color, esos momentos que le dan un poco de sentido a la vida gris y monótona que llevamos. Habla con alguien de alguna conversación interesante, comete un helado, baila tu canción favorita en la ducha o en el ascensor de tu casa. Lo que sea y cuando sea, pero asegúrate de que te vas a dormir con un momento de color acumulado. Siempre.

5.     Lee y si no puedes, escucha música.
Una vida sin un poco de creatividad, es una vida vacía. Así que nunca olvides en algún momento del día, escuchar una canción o leer algo que te parezca interesante. Estas cosas abren tu mente y te hacen ver más allá, te transportan.

Esta es mi lista de cosas, espero que os sirva y que si no os sirven os hagáis vuestras propias listas de cosas que en el día a día, os ayudaran a ser un poquito más felices.






Sarah Moreno