5 maneras de ser un poco más feliz en tu día a día

noviembre 20, 2017
Pasamos la semana esperando el viernes,
El año esperando agosto,
La vida esperando no trabajar para descansar,
Y guardando el dinero para cuando haya tiempo para gastarlo.

Y así vamos, día tras día, año tras año, y lo que pasa es la vida y se nos pasa así sin darnos cuenta. Y es normal, es la rutina y mientras más mayores nos hacemos más difícil es salir de ella, pero aquí os dejo una lista de 5 cosas que a mí me funcionan mucho y que os la recomiendo para encontrar momentos de felicidad cada día.

Aquí van:

1.     Levántate agradeciendo por lo que tienes.
Que si, es un tópico y a ver quién se levanta agradeciendo después de escuchar el despertador... pero, ya con ese movimiento de apagar tu despertador debes darte cuenta que no todo el mundo tiene el privilegio de moverse. Así que agradece por esto y la lista ya la puedes continuar por ti mismo.

2.     Regala abrazos a los que tengas más cerca.
Si, debería de ser la última persona en decir eso, pero es cierto, dar abrazos llena al cuerpo de una energía inmensa y esa energía se contagia. Así que no seas tacaño y regala abrazos.

3.     Si no te gusta lo que haces deja de hacerlo, pero si es poco posible, haz que te guste.
Gran frase Sarah, claro que sí. Pero es cierto, si no te gusta algo cámbialo, pero si es tan grande como, por ejemplo, tu trabajo simplemente intenta hacer que te guste. Piensa en porqué trabajas y que objetivos quieres cumplir y tómatelo de una manera diferente y ya verás cómo se te hará más llevadero.

4.     Encuentra tus puntos de color
Ya sea una persona, un libro, tu momento Netflix, o un plato de lentejas. Antes de acabar el día siempre encuentra tu momento de color, esos momentos que le dan un poco de sentido a la vida gris y monótona que llevamos. Habla con alguien de alguna conversación interesante, comete un helado, baila tu canción favorita en la ducha o en el ascensor de tu casa. Lo que sea y cuando sea, pero asegúrate de que te vas a dormir con un momento de color acumulado. Siempre.

5.     Lee y si no puedes, escucha música.
Una vida sin un poco de creatividad, es una vida vacía. Así que nunca olvides en algún momento del día, escuchar una canción o leer algo que te parezca interesante. Estas cosas abren tu mente y te hacen ver más allá, te transportan.

Esta es mi lista de cosas, espero que os sirva y que si no os sirven os hagáis vuestras propias listas de cosas que en el día a día, os ayudaran a ser un poquito más felices.






Sarah Moreno

Hoy está todo permitido

noviembre 12, 2017
Si, hoy os digo: ¡A disfrutar!
Porque te lo mereces, porque lo necesitas
Tú, si tú, quien lee esto,
Se feliz.
Pero me refiero feliz de verdad,
No que estés feliz, no eso no
Eso es momentáneo y se va.
Quiero que seas feliz que de verdad lo seas
Que si te levantas un día sin todo lo que tienes cerca
Si tu dinero, sin tus estudios, sin tu coche o sin tu mac
Sigas siendo feliz.

Que sepas que es lo primordial y lo secundario
Que a pesar de los rollos del día a día
Sepas reírte de ti mismo y de la situación.
Me gustaría que supieras que todo pasa
Que lo que llamamos problema, no lo son en realidad.
Los verdaderos problemas son los que no tienen solución,
Y eso amigos míos es la muerte.
De ahí no hay salida ni escapatoria.
Todo lo demás son retos y circunstancias de la vida
Pruebas como me gusta llamarlos a mí,
Y como pruebas que son, hay que superarlos.
Superarlos, pero no hundirnos.

Que ya han pasado 261 días del año
Y quiero pensar que se han aprovechado
Y se han vivido.
Que la vida pasa y los problemas vienen y van
Pero el tiempo no se recupera
y eso sí, eso sí que no está permitido.



[Photography: Elia Royo ]

Sarah Moreno

¡101 entradas!

octubre 14, 2017
¡Ya son 101 entradas! ¡101!!!!!! 

En la última entrada no me di cuenta de que había llegado a los 100 y no hice nada en especial y por eso ahora celebro las 101 entradas en este blog. No me hubiera imaginado nunca que llegaría a tantas entradas, más que nada porque he sido muy inconstante con el blog y he cambiado mucho de idea de que quería y que no quería y al final han habido temporadas en las que lo he dejado muy apartado. Todo y eso, he llegado a las 101 y estoy muy orgullosa de mi misma. 


Es como una metáfora de las cosas de la vida, las que haces y las que dejas de hacer. Creo que, al menos yo, tenemos mucho miedo a expresar de verdad lo que sentimos o lo que pensamos. Y cuando logramos superar esa barrera, es con un circulo reducido de personas a las cuales ya les tenemos confianza. Lo que provoca que muchas veces dejemos pasar oportunidades o simplemente acciones que en el en nuestro interior nos gustaría intentar. 


Recuerdo que comencé el blog porque me aburría y quería probar lo que era el mundo blogger, aprender a diseñar páginas y de paso conocer nuevas tendencias y demás. Al ver que todo era muy lento y que algunas personas se reían del tema, lo dejé. Lo volví a retomar en un momento de mi vida en el que estaba mal y triste, entonces lo usé como método de escape de todos esos sentimientos y emociones. Obviamente, me harté de escribir sobre lo mismo, por lo tanto, lo volví a abandonar. Al cabo de un tiempo, me di cuenta que me gustaba escribir y me gustaba expresarme o escribir poemas de amor o de dolor... y quise volver, pero con una imagen diferente y más definida, aunque me seguía preocupando el qué dirán los demás. Y aún sigo en ese punto, un poco más enfocada pero aun no es la versión definitiva de lo de verdad quiero hacer. Y ahí voy.


Creo que deberíamos de ser así con todo lo que nos gusta, no dejarlo ni apártalo, a menos que sea para volver mejor y con más ganas. Porque al final eso es lo que nos queda, eso es lo que recordamos. Nuestra pasión por algo o por alguien.


A vosotros que me leéis cada vez que publico algo (que sé que debería ser más ordenada y deciros un día especifico de la semana) solo quería daros las gracias, por los comentarios y las opiniones que me dais sobre mis escritos. Cuando escribo pienso que es solo para mí y una como una manera de desahogarme, pero al ver que en algunas ocasiones os pasa lo mismo y mi escrito o has ayudado (aunque sea un poquito) me llena de una inmensa alegría. Muchas gracias. 

De verdad espero que podamos seguir celebrando ¡101 entradas más!

UN BESO ENORME.




Sarah Moreno

MÍA

octubre 05, 2017


Quiero estar en paz, por dentro y por fuera. 
Quiero respirar sin tener que sentir que le robo el aire a alguien. 
Quiero ser yo sin pensar que seré juzgada. 
Quiero ser yo, quiero sentirme yo. 
Quiero saltar, cantar, gritar, reír y llorar. 
Quiero que no esperes nada de mí, pero que no te sorprenda que haga cualquier cosa por ti.


Quiero mirarte a los ojos y no sentirme juzgada. 
Quiero que me mires y me sienta libre, apoyada, respaldada, correspondida. 
Quiero largarme de aquí, sin moverme. 
Quiero quedarme aquí y viajar. 
Quiero ser. 
Quiero no ser. 
Quiero que seas conmigo, quiero ser sin ti. Quiero que no me sobres, pero que yo me baste. 

Quiero que la vida sea más fácil, pero con algún apretón para no acomodarme. 
No quiero cuestionar mi felicidad, quiero sentirla y abrazarla. 
Quiero amar y dejarme amar. 
Quiero que todo sea del color que tenga que ser. 
Quiero todo. No quiero nada. 
Quiero ser libre. 
Quiero ser amada. 
Quiero esperar. 
Quiero no fallar. 
Quiero que conmigo te sientas en libertad. 
Quiero crecer, pero no tanto. 
Quiero madurar, pero sin caerme del árbol. 
Quiero destacar, pero sin eclipsar a nadie. 
Quiero celebrar sin aplastar tu tristeza. 
Quiero avanzar, pero no dejar de lado. 
Quiero mejorar, pero no olvidar quien soy. 
Quiero irme, pero sin hacerte sentir que te abandono. 
Quiero compartir, pero guardar un poco para cuando este sola. 
Quiero gritar, pero no me salen las palabras. 
Quiero destrozar sin perder la esencia. 
Quiero crear sin importar la procedencia. 
.
.

.





Quiero ser mía, 
necesito ser mía, 
mía.
muy mía.
Mía y nada más.



Sarah Moreno

Follow by Email

@moreno_saarah