11 marzo, 2016

Escribir sobre ti


Escribir sobre ti es escribir sobre mí. Sobre mi pasado y mi medio presente. Es recordar momentos, lugares, sonidos, sabores que compartimos, que vivimos… que viví. Escribir sobre ti es dejar una puerta abierta a la imaginación y al dolor, a la locura y la pena. Es entrar en un espacio contradictorio y conflictivo, donde luchan mi cabeza, mi corazón, mis sentidos y mi emoción.

Escribir sobre ti, es buscar la manera de acercarme a ti aunque estés muy lejos, es una manera de no matarte en mí, y ¿Por qué no te mato?, Simplemente porque no puedo. Cuando escribo sobre ti, recuerdo una parte de mí que muero por ocultar, apagar, desechar... pero que permanece aquí y el día menos pensado me atrapa, me cautiva, me ahoga.

Escribir sobre ti es todo un reto, porque no me apetece que sepas que aun escribo sobre ti, que aún me inspiras... pero he descubierto que es una manera de hacer más pequeño, más palpable, más controlable estas emociones. Las puedo encasillar, las puedo contar, puedo resumirlas en 1000 caracteres e intentar creerme que no son más que eso. Caracteres.

Pequeños detalles, pequeños recuerdos, y no entiendo porque digo que escribo sobre ti, si está claro que no lo hago, nunca lo he hecho. Cuando intento escribir sobre ti acabo escribiendo de sentimientos presentes y pensamientos intermitentes, cosas que siento, cosas que pienso, cosas que digo... al intentar escribir sobre ti, lo único que consigo es escribir sobre mí.


Image and video hosting by TinyPic