30 julio, 2015

Atentamente, El amor

Te daré los mejores,
Y los peores momentos de tu vida,
Por mi te arriesgaras a vivir las mejores aventuras,
y a sufrir las peores tristezas.

Jugare con tus límites,
Te retaré.
Sacare a la luz partes de ti que no conocías.
Te haré rabiar, reír, llorar,
Te haré enloquecer.

Gracias a mi habrán días color de rosa
Y otros muchos grises,
tan grises que rosaran el negro.
Por mi sonreirás con las mejores de las sonrisas,
Y lloraras como un bebe desconsolado.

En tu afán por no perderme, dejaras de lado muchas cosas,
cosas que en ese momento pensaras que valen la pena perder,
y, de la misma manera,
me echaras la culpa de todo lo que hiciste y perdiste por mí,
de todo el tiempo que perdiste.

Y si de tiempo hablamos,
Gracias a mí el tiempo te parecerá algo superfluo.
Por mi sentirás que el tiempo pasa volando
o todo lo contrario,
que pasa tan lento que preferirías estar muerto.

Me odiaras, me amaras, me extrañaras
desearas no haberme conocido,
Me echaras la culpa de muchas cosas,
Y me agradecerás muchas otras más.

Muchas veces harás todo lo que este a tu alcance para encontrarme,
Pero no apareceré.
Otras tantas pedirás al cielo que por favor no me cruce en tu camino
Y ni siquiera te darás cuenta de que ya llegue a ti.

Así soy yo,
Escurridizo e inesperado,
Nunca sabrás que te golpeo hasta que ya te he golpeado.
Nunca sabrás cuando venga, pero identificarás muy bien el momento en el que me haya ido.

Amado y odiado en cantidades iguales,
No luches contra mí, porque no me podrás ganar,
tarde o temprano yo sé, que a mis pies rendido caerás.

Atentamente,


El amor.



Image and video hosting by TinyPic

23 julio, 2015

Nos gusta más el verano que el invierno

Todos queremos ese alguien,
Ese alguien que nos dé trocitos de vida
Que nos deje huella.
Que sea como la marca del bikini, esa marca que te ayuda a resistir todo el invierno,
En espera del próximo verano, en espera de volver a quedar marcado.

Queremos a ese alguien que nos de historias que contar,
Que nos de anécdotas, momentos, lugares.
Queremos a alguien que sea como ese viaje,
Ese que hiciste sin apenas planearlo
Inesperado, inolvidable, indescriptible.

Queremos un superhéroe o supervillano,
Lo que sea pero que sea “súper”
Diferente a todo lo que conocemos,
Que sea especial.

Enamorarnos y que sea intenso, de telenovela,
Perfectamente imperfecto,
Que cumpla con la dosis perfecta entre drama y adrenalina,
Entre alegría y locura.

Pero sobretodo que sea efímero, si efímero
Que dure poco, lo suficiente para marcarte y tener recuerdos,
Que no sea comprometido
Y ¿Por qué?

Porque sabemos que cuando vale la pena, jode
Jode mucho,
Cuando vale la pena, nos asusta
No quieres darlo todo, porque sientes miedo a que se acabe antes de comenzar
Porque no quieres sufrir por algo y que después se esfume,
Es más fácil tener claro que lo que tienes, solo rozará tu corazón,
Que no lo romperá… 

¿Pero qué le vamos a hacer?
Ese es nuestro pequeño infierno
Porque no podemos negar que nos gusta más el verano, corto e intenso 
que el invierno.


Image and video hosting by TinyPic

09 julio, 2015

Platón tenía razón, el ideal nos engañó

Tal vez fuimos amantes imperfectos en el tiempo perfecto.
Tal vez nos apostamos demasiado en una sola tirada.
Quizás era mejor así.
Sería mejor sin ti y sin mí,

No siempre nos entendimos
Ni fuimos muy precavidos
tal vez solo fuimos amigos con demasiados derechos
y con pocos deberes a cumplir
porque el deber de cuidar del otro, simplemente se quedó sin cumplir.

Tal vez entregamos demasiado al destino, al azar
y estos como buenos cabrones,
nos hicieron explotar.
Quizás lo único que queríamos era llegar al límite
ver quién da más, o mejor dicho quien quita más.
Quien quita más sonrisas,
más sueños,
más noches,
más días,
más esperanzas,
más ilusiones.

Quizás confundimos el todo con el nada en la oración "fuimos nada y ahora somos todo".
Quizás nos ganó la pereza y la costumbre, como siempre
es mucho más fácil culparlas a ellas que, 
por pereza no se defenderán y por costumbre no le dan importancia.

Quizás era mejor la idea de ti y de mí juntos, 
que sentirnos a ti y a mi  juntos,
tal vez Platón tenía razón, el ideal nos engañó.
Quisimos probar del fruto prohibido para colgarnos la medalla de rebeldes,
pero lo único que conseguimos es entender el porqué del nombre prohibido.

Y ahora míranos aquí, tirados, 
dándonos abrazos sin calor,
mirándonos sin vernos, sonriendo sin risa.

Y tal vez tiene que ser así, y tal vez nos guste así
preferimos ser nuestro propio infierno a aventurarnos en buscar el cielo
y separarnos de nuevo.


Image and video hosting by TinyPic

06 julio, 2015

Feeling Blue

Nunca te has preguntado… ¿Por qué me siento triste? ¿Por qué estoy mal ahora si tengo todo lo que necesito y todo lo que quiero? Estas son preguntas, que si medianamente te haces preguntas sobre tu vida y demás, seguro que te habrás hecho.

Que si somos muy jóvenes para estar tan tristes, que si la vida son dos días y uno se pasa lloviendo, y demás frases que se han hecho muy famosas entre los jóvenes de hoy. Esta como mal visto estar mal y un poco decaído, o al menos es la impresión que tengo yo. Cuando algo nos preocupa o nos entristece es normal estar mal y estar un poco de capa caída. No sé por qué pero se nos ha acostumbrado a ocultar nuestros verdaderos sentimientos delante de las personas conocidas, amigos, pareja e incluso la familia.

Crecemos rápido y tenemos muchas vivencias a nuestras cortas edades y eso nos crea historias y momentos no siempre buenos. Se acaba una relación de amor de mucho tiempo y estas muy mal, no consigues aprobar esa asignatura que tanto te cuesta, se pierde la amistad de una persona que siempre estuvo a tu lado, pierdes una mascota apreciada, muere un familiar querido, y muchas cosas más.

Se nos marca un tiempo para estar bien, para recuperarnos y volver a salir de fiesta hacernos fotos sonreír como siempre… al final si en 1 mes no estas recuperada/o eres raro, estas deprimido, necesitas atención. No es normal recordar a tu ex ni echarle de menos, tienes que salir y estar con otras personas olvidarlo ya. No hay tiempo para sufrir y echar todo el dolor fuera, porque si no tus amigos te miraran mal y se cansaran de ti y tus penas. Nos obligamos a nosotros mismo a olvidar y pasar página en tiempo record.

Hoy quiero decir que no, eso no está mal. Nadie nos puede poner una fecha límite, ni siquiera nosotros mismos. Echar de menos a esas personas que formaron parte de tu vida es normal y es necesario recordar para poder dar camino al olvido o no tiene por qué ser olvido, simplemente a que sane la herida. Hay que sufrirlo.

Tampoco estamos obligados a estar siempre felices y contentos y ON FIRE. ¡No! Nos toca algunas veces estar un poquito tristes, nos podemos sentir solos y que nadie nos echa de menos, o simplemente estar en silencio. No tenemos que llevar la vida que vemos en las redes sociales. Eso no es real. Es imposible estar feliz todo el tiempo, hasta la belleza cansa. No digo que vivamos en la tristeza y el dolor, simplemente que no ocultemos que nos sentimos mal, que muchas veces somos nosotros los que necesitamos que nuestros amigos estén ahí para nosotros, no siempre tenemos que estar nosotros por ellos.


En la vida todo, todo pasa y por eso creo en los momentos tristes y azules, porque de estos aprendemos a conocernos por dentro, conocer nuestros límites y nuestros sentimientos reales. Que no te apene extrañar alguien, todo lo contrario, extráñalo y siente el vacío y recuerda todo lo bueno, es la única manera de poder seguir adelante.

Un beso enorme. XOXO


Image and video hosting by TinyPic