18 octubre, 2014

Posturas divertidas i/o ‘’seguras’’ de ir en bicicleta

¡Hola!
Hoy para variar un poco os hablaré de un medio de transporte muy de moda ahora y que yo sinceramente uso poco por no decir que no uso. Aunque esto está comenzando a cambiar *risas*. Estoy hablando de la bicicleta, he descubierto que puede llegar a ser hasta divertida y si es en pareja ¡mejor! Así que aquí os dejo unas divertidas maneras de ir en la misma bici dos personas. Espero que os guste.

Posturas divertidas  i/o ‘’seguras’’ de ir en bici.
  1. “Para ti el asiento que ya conduzco yo”. Postura como menos divertida que en cierta manera la frase esta dicha para la persona que se le quiere hacer el favor de llevar. Es una postura que requiere de buena forma física para el que conduce, ya que no podrá descansar en todo el trayecto. Y para la persona que va sentada, pues digamos que tendrá que soportar su peso, ya que los pies le quedan al aire y solo tiene el asiento para sostenerse. Es ingeniosa, pero para que negarlo, incomoda.
                                                                                                                                                         
  2. Yo aguanto la bolsa. Como bien dice su nombre, es una pequeña evolución de la postura anterior, pero en este caso la persona a la que le hacemos el favor de llevar, pasa a ser una especie de paquete. Es decir, le dejamos el espacio destinado a llevar nuestra bolsa, ya sea de la compra, bolso, maleta de gimnasio, etc. Es una manera más cómoda de ir tanto para el conductor, como para el conducido. El peso recae directamente sobre la rueda de atrás y hace la bici más estable.                                                                                                                                                                             

                                                                                       
  3. ‘’Pues voy de pie’’. Si la bici en cuestión no tiene guarda equipaje… ¡no pasa nada! Vas de pie. Es una de las maneras mas divertidas desde mi punto de vista, además de que no es nada incomoda. Se tiene que tener en cuenta que la bicicleta no tenga abre fácil, porque si es así la maniobra será un tanto más difícil. Por todo lo demás, bastante cómoda.                                                                                                                                                                  
                                                                                
                              
                                                                                                                                              Luego existen los que van un paso más allá y hacen esta variante: Ir de pie en el sitio del guarda paquetes. Una mezcla de las dos anteriores.                                                                                                                                                                                                                                                                      
                    
                                                                                                                           
  4. Prometo no moverme mucho.  Luego pasamos a esta postura, que es un claro ejemplo de que lo mejor es que la persona más pequeña o menos formada físicamente es la que debe ser llevada.  Consiste en ponerse en la barra central de la bicicleta de manera que el conductor pueda pasar sus brazos por el medio hasta llegar al manillar.  El que es llevado puede elegir entre sentarse con las piernas una a cada lado o las dos piernas al mismo lado, mas aconsejable este segundo caso. Y simplemente disfrutar de las vistas, aunque haciendo un poquito de equilibrio para que las piernas no toquen las ruedas de la bicicleta.                                                                                                                                                                                                                                                                    


                                                                                                                                                                                     
  5. Yo seré tus ojos.  Si lo que nos va es ir a la aventura y los pelos al viento , nuestra postura es esta. En este caso la persona que es llevada se sienta directamente en el manillar y a disfrutar del trayecto. Eso si, tiene que tener equilibrio y no moverse mucho para que la persona que conduce no pierda visibilidad. Es una buena postura para mantener una conversación agradable y las risas están aseguradas.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

                                                                                                                  
  6. Te quiero/ Nos mataremos. Esta ya es extrema. Es un amor que los llevara al fracaso. *risas* Esta postura no debería de existir, pero si hay fotos… no hay nada mas que decir. No la recomiendo, mas que nada porque el conductor tiene una visibilidad muy reducida, la persona que es llevada esta en una postura que no le permitirá reaccionar rápido si ocurre un accidente por ejemplo.  Es extrema. No practicar en casa. Tanto amor no es bueno. Primer aviso. *risas*


Eso es todo espero que os haya gustado, feliz sábado.


Image and video hosting by TinyPic