Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

How could I say to you how I feel if you even asked me?

¿Cómo te voy a decir como estoy si ni siquiera me lo has preguntado? 
Como decirte que he pasado los peores días de mi vida, que no me quedan lágrimas que llorar que no reconozco mi cara en el espejo. Que esperaba con ansias esa pregunta de ti. Como decirte que muchas veces he contado los latidos de mi corazón porque temía que en un momento dado simplemente dejara de latir, si de latir, porque tú eras esa cosita que hacía que fuera más acelerado, que simplemente latiera.
Que los días se me hacen largos y sin color, las noches eternas y llenas de insomnio. Que la frase:''la vida sigue''no me anima, porque simplemente no quiero que siga sin ti. Que cogería ahora mismo el primer bus y me plantaría en tu casa y te diría que vuelvas que no puede estar pasando esto, porque para que engañarnos, me se la dirección de memoria. Que intentaría hacer todo lo posible para que estés conmigo y no dejarte ir. 
Pero, no puedo hacer nada de eso ya que tú… ni siquiera me lo has preguntado


Ho…

Mi otoño...

Ha llegado el otoño, ha llegado mi otoño. Para recordarme que cuando se acerca el frío lo mejor es tener a alguien que te de calor y abrazos cálidos, sí, pero también ha llegado para dejarme claro que yo no tengo ese ‘’alguien’’. 
Que esos abrazos de verano ya no existen, que esas noches de risas y conversaciones hasta las 3 de la mañana se han acabado, que los besos con sabor a mar y los ojos color esperanza ya no me besarán, ni me miraran. Que esas caricias infinitas y las cosquillas que me dejaban sin aliento y me hacían reír como una niña pequeña, se esfumaron. 
Para recordarme que vuelve la rutina, pero vuelve sin ti. Sin tu compañía, tu calor, tu sonrisa, tu mirada atrevida y sincera, sin tus buenas noches y sobretodo, sin tus buenos días. 
Para recordarme que al igual que esta estación yo también comenzaré a perder color, a perder vida, luz, brillo. Simplemente me apagaré y esperaré a ‘’mi invierno’’.
Pero tengo que aprender, aunque sea de mala manera, que todo acaba, que el verano…